EN MADRID TAMBIÉN SE RESPIRA AIRE PURO

Porque la capital española es bastante más que humo, contaminación, ruido y gente corriendo de un lado para otro.

Porque las bicicletas no son sólo para el verano, y si las ruedas de éstas se funden con caminos rodeados de verde, de silencios sólo perturbados por los pájaros piando, las gotas de los árboles cayendo y las frenadas de cada curva con vistas las montañas de nuestra sierra.

Porque los ríos pueden ser el escenario de algo más que unas bonitas fotos para tus redes sociales, así que enfúndate el traje de neopreno y anímate a descubrir lo que puedes hacer encima de una barca descendiendo a toda velocidad.

Porque los paseos son más agradables sin tener que estar esquivando bolardos, coches o pasos de cebra.

Porque los animales normalmente no viven en jaulas y es ahí, en su hábitat natural donde más cosas pueden enseñarnos.

No lo dudes ni un segundo y anímate a probar el turismo rural en los incontables emplazamientos que la Comunidad de Madrid te propone para cualquier época del año. Olvídate de los teléfonos móviles, de la rutina delante del ordenador, de llevar la cartera siempre encima e incluso de las llaves, ya que existen varios de los alojamientos rurales que te proponemos equipados con la última tecnología en cuanto a sistemas de apertura y cierre de puertas sin llave gracias a las últimas instalaciones de Cerrajeros Madrid, todo para que puedas salir de las residencias que te ofrecemos sin preocupación alguna.

Si todavía eres de esos escépticos que piensan que en Madrid sólo hay espacios grises invadidos por industrias y edificios altos, atrévete a cambiar tu punto de vista desde alguna de nuestras montañas, de nuestros pueblecitos perdidos en la sierra, de nuestros bosques con más vida que ruido y de nuestra parte más colorida.

Porque como dicen por ahí, de Madrid al cielo, y si éste está despejado, mucho mejor.