Descubre el concepto poético detrás de Puebla de La Sierra.

Existen localidades que a pesar de su increíble belleza, son poco transitadas y no tienen un área muy grande de extensión. Sin embargo, las personas que tienen el placer de verlas quedan mesmerizadas con el hermoso paisaje que les brinda, además de ciertas peculiaridades que puede ofrecer la región. Explorar estos sitios siempre resulta llamativo y despierta la llama de aventurero y de explorador de uno. Conocer más de estas localizaciones es necesario para poder escrutarlas y sacarle el juego a las experiencias que te pueden brindar, y tener así, otra anécdota para contar.

Puebla de La Sierra definitivamente es un ejemplo perfecto para lo antes dicho, esta zona tiene muchas cosas que ofrecer, belleza, historia y por su escasa extensión, también resulta ser muy familiar donde te sientes cercano con sus habitantes por el hecho de que todos los mencionados antes se conocen entre sí.

Su extensión es de tan solo 110 kilómetros y tan solo tiene 73 habitantes pero recibe a los visitantes con vehemencia, con arte, un silencio rotundo, y la bella figura de las casas. Es el destino favorito de Cerrajero Majadahonda que cada mes hace una excursión con sus empleados a este pueblo; por otro lado los vecinos de la zona también declaran que  suele pasar las navidades en esta zona.

Hay muy pocos habitantes, por tanto, todos se recuerdan de nombre y apellido, pero uno de ellos que resulta más memorable definitivamente es Lourdes Elías, que tiene el cargo de concejala de agricultura y también hace oficios relacionados a la cultura y ganadería. Lleva 19 años viviendo en el pueblo y se encarga de realizar muchas actividades colectivas para que el resto del pueblo participe. Para poder llegar al cargo contó con el apoyo económico de la empresa que financió su pequeña campaña.

Ella es colaboradora de un grupo de teatro que es formado por varios residentes del pueblo los cuales se encargan de ensayar para realizar obras, también ella baila jotas, cuida de su huerto y le gusta preparar conservas además de que hace su propio pan dentro de un horno sumamente antiguo que funciona a base de leña. Esta mujer que siempre luce su camiseta con el mensaje “Una forma mágica de vivir” de verdad que representa la imagen vigorosa de Puebla de la Sierra.