BÁÑATE EN NATURALEZA

Sólo párate a pensar 5 minutos en lo siguiente:

Tú, tu pareja, un fin de semana romántico en una casita rural estratégicamente ubicada a 200 metros de las piscinas naturales más exclusivas de Asturias, dos botellas de vino al día y todas las comidas incluidas en el precio.

Si la palabra desconexión fuese ligada a una imagen, ésta sería la de vosotros dos disfrutando de ese momento sin preocupación alguna.

¿El problema es que no tienes pareja? También puedes traerte a un amigo o amiga y disfrutar igual pero desde otra perspectiva, ya que las habitaciones de la casa rural pueden ser dobles con cama de matrimonio, dobles con camas individuales o separadas.

En ella encontraréis dos plantas, la principal con cocina más que espaciosa, salón a dos alturas y porche con una pequeña hamaca con vistas a las montañas asturianas. En la planta de arriba se encuentran las habitaciones, un baño y un pequeño cuartito/almacén, bien para dejar las maletas o bien para darle el uso que necesitéis.

Las piscinas naturales están a dos pasos de esta construcción de madera de cedro y roble, y consisten en tres pequeñas piletas, eso sí, de uso exclusivo para los clientes que estén disfrutando de nuestro servicio, con distintas temperaturas debido a las corrientes de agua subterránea que se encuentran debajo.

Todo un lujo el poder disfrutar de un baño caliente en pleno invierno rodeado de naturaleza y tranquilidad con los únicos sonidos propios de un bosque.

Deja de darles vueltas y aprovecha la oportunidad para hacerle el mejor regalo a quien más quieres, o directamente regálatelo a ti mismo y ‘engaña’ a alguien para que lo disfrute contigo.

Ya lo sabes, si te gustan los paisajes de película, necesitas un descanso y nunca has podido permitirte pagar los abusivos precios de la mayoría de las ofertas que has escuchado antes, esta es tu oportunidad.

¡Ven a conocernos!