LA PLAYA ESTÁ SOBREVALORADA

Arena por todas partes, niños pequeños dándote con la pelotita cada 10 minutos, paseos por la orilla esquivando adolescentes imitando a Rafa Nadal con unas raquetitas de madera sin mango, la suave brisa que hace que tu toalla aparezca tres chiringuitos más a la derecha que donde la dejaste, la resaca, tanto del mar como la tuya propia porque anoche saliste a tomar algo y hoy simplemente quieres morir…

Así podría seguir unas cuantas líneas más, pero por qué criticar la playa cuando puedes elogiar la montaña y el turismo rural. Fuera de agobios y estrés haciendo senderismo por rutas casi desconocidas, respirando naturaleza y disfrutando de cada uno de los rincones que esconde un bosque, una colina, un valle o un río que suena a vida.

Piensa en una casita en la ladera de una montaña del norte, un caserío en los páramos catalanes, una pequeña casa rural en una villa perdida de Galicia o un modesto castillo medieval a menos de 50 kilómetros de la capital de España. casa rural castillo

Ya va siendo hora de que también explotemos nuestros verdes parajes como se explotan nuestras azules playas, porque existen mil actividades como el senderismo, la escalada, la multiaventura, el descenso de ríos y rápidos, etc. que seguramente aún ni conozcas.

Y si lo que realmente te gusta es el descanso y la tranquilidad puedes disfrutar de una barbacoa en los lugares más bucólicos de nuestra geografía con una cabaña de madera al lado, vamos, de cine.

No esperes más y convence a tu pareja para pasar ese fin de semana romántico que todavía tenéis pendiente, celebra tu cumpleaños con tus amigos en medio de un bosque a lo película americana pero sin sobresaltos, o llévate a tu familia de escapada por cambiar de aires, seguro que te lo agradecerán.

Ya sabes, si necesitas desconectar, descubrirte a ti mismo como suele decirse o descubrir la naturaleza que nunca te atreviste o simplemente no te llamó la atención, esta es tu oportunidad.

Pequeños paraísos en España para ir con poco dinero

Si lo tuyo es la aventura y viajar, seguramente no te importa a donde ir con tal de tener esa experiencia para ti y que perdure en tu memoria. Así sea al lugar más lejano o el más cercano, cada una es una experiencia magnífica. Pero muchas veces viajar se transforma más en un problema que una solucion. ¿Por qué? Debido a que el presupuesto muchas veces termina siendo muy pequeño para la expedicion que queremos realizar, pero si quieres conocer un poco más tu país puedes contar con estas opciones las cuales te dejarán boquiabierto y no saldrá nada costoso, relatado por los socios de desatascos Guadalajara hay opciones que pueden sorprender.

Ir al Olimpo celta, un lugar hermosísimo y bastante metafísico está cercano a una playa y puede ser una gran experiencia y no te tomará mucho llegar hasta allá está en carnut, Galicia. Otra magnifica opcion es una playa en el prado como Gulpiyuri, que es una hermosa playa hundida en un paradisiaco plano visual. También tienes la opcion de Ruina Montium, en el valle del silencio.
Esta opcion es muy buena y fácil de llegar debido a que es de fácil acceso, desde esta vista se puede observar un amanecer y atardecer de locura y es que el afiche que está en antenistas Madrid puede dar veredicto de esto.

La mejor ola se encuentra en Vizcaya, que ha sido preservado el lugar es un santuario para la pesca y en el cual se pueden pasar momentos mágicos. Además podemos hacer alusion a la sierra de Dragon, mirar el piso y encontrar aquella marca de la prehistoria es muchísimo más de lo que uno cree que puede pagar, es sin duda una de las mejores experiencias para quien este en búsqueda de aventura, puedes buscar tu mapa en la sede de instalador de gas Madrid más cercana a tu residencia si estás interesado en estos destinos.

También puedes probar opciones muy importantes como Ordesa-Monte Perdido, La Rioja Baja, La Bisbal d’Empordà Girona en la famosa Cataluña, Costa norte de Ciutadella y Fornells Menorca en las Islas Baleares y también puede ser una excelente opcion Granada y Almería para ir hasta las alpujarras. Todos son destinos que no puedes perder de vista si quieres vivir las mejores experiencias, estas actividades son promocionadas por reparacion de calderas Madrid con el fin de mantener preservado nuestro ambiente.

GANDÍA, MÁS QUE UNA PLAYA

Seguro que alguna vez has escuchado que Valencia es la playa de Madrid, y que Gandía la de los jóvenes madrileños.

Cierto, no le falta verdad a esa afirmación, pero Gandía, aparte de ser el destino favorito por los jóvenes de entre 18 y 22 años para sus escapadas de verano con los amigos, también ofrece una diversidad rural que se plasma en las numerosas casas y alojamientos que se ofertan para actividades más variadas que la simple caminata a la playa o el baño de por la tarde.

A apenas tres kilómetros de la costa de Gandía se encuentra Ca Olivares, una casa rural muy interesante para los amantes de la aventura y los nuevos retos, ya que ofrece la oportunidad de disfrutar de la cercanía y siempre recurrente playa así como de la montaña y sus incontables actividades. La residencia cuenta con todo tipo de comodidades en un paraje casi insuperable y totalmente equipada tanto con los muebles y electrodomésticos necesarios para pasar un fin de semana de ensueño o unos días más si dispone de ellos para olvidarse de todos sus problemas en pleno corazón de la Comunidad Valenciana.

Pero si además eres amante de los deportes, aquí podrás disfrutar de todos los relacionados con el medio acuático como el surf, la vela, el buceo o la pesca y todas las relacionadas con el senderismo y el descubrimiento de paisajes si lo tuyo no es la arena ni las olas.

La gastronomía valenciana es otro de los factores interesantes a resaltar en este emplazamiento mágico, ya que la paella es la estrella de esta tierra pero no está sola, por lo que podrá descubrir los platos más exquisitos y económicos en cada uno de los restaurantes que rodean Ca Olivares.

No se lo piense más y reserve ya esos días que siempre ha querido pasar alejado del bullicio de la civilización contaminada, además, si por algún motivo pierde las llaves del apartamento durante su estancia no deberá preocuparse ya que nuestro complejo tiene servicio 24 horas con Reparacion de frigorificos Madrid, así que el problema estará solucionado en cuestión de minutos.

Ven a conocernos.

Ruta para subir hasta El Calvitero

Esta ruta tiene una dificultad moderada, la cual puede realizar cualquier persona que tenga una condición física buena, aunque no tenga gran experiencia en senderismo, o también puede ser realizada por las personas experimentadas en senderismo que no tienen la mejor condición física. Consta de una ruta de quince kilómetros y seiscientos metros, en los cuales hay un desnivel considerable por cuanto se trata de una subida. La altitud máxima es de dos mil cuatrocientos metros, por lo cual se debe tener en cuenta para personas que no suelen soportar la altitud en cuanto a los efectos que tiene en la respiración y el flujo sanguíneo. Asimismo, se debe destacar que la ruta es circular, retornando al mismo punto de partida, y se puede completar, a un paso estándar en seis horas y media.

A lo largo de toda la ruta se pueden observar numerosas señalizaciones para marcar el camino y poder ser transitado de manera segura; el primer sendero lleva al caminante hacia una fuente y posteriormente hasta la hermosa fuente de Goterita. Durante todo el sendero hay unas vistas increíbles, y se respira un aire completamente puro, que sirve para distraerse de todas las preocupaciones de la ciudad.

Luego de un buen tramo de recorrido se llega a la bella Portilla de Agujas, en la cual hay una vista impresionante del circo Hoya Moros, en el cual hay unos bloques rocosos grandísimos que se encuentran en una cuenca de carácter glaciar, donde se pueden ver los picos de Béjar y Hoya Moros. Al llegar a la zona cercana a la cima se encuentra un camino que es conocido como “Paso de Diablo” y que es de difícil recorrido, en el cual se deberá transitar con cuidado siguiendo la guía de un cable.  Y luego de este paso se encuentra una subida corta que termina llegando a la cima del Calvitero que se encuentra a dos mil cuatrocientos metros. Posteriormente se toma la otra mitad de la ruta que lleva al senderista hacia el punto de partida, donde podrá relajarse con la satisfacción de haber culminado un trayecto tan hermoso y completo.