En 2015 el turismo rural en España subió un 10.5%

En el año dos mil quince hubo una gran cantidad de personas que dejaron de lado la playa y se dirigieron al campo para disfrutar del verano y la primavera. De hecho en el primer semestre del año pasado hubo más de novecientas mil personas visitando los destinos rurales de España, y las visitas a la playa vieron un descenso considerable.

De hecho, el 2015 fue el año donde hubo más visitas a destinos turísticos rurales desde el 2012, y tanto turistas españoles como extranjeros dejaron de visitar las playas españolas. El campo gana terreno y es que hay numerosos destinos que pueden ser disfrutados con precios geniales y un contacto con la naturaleza que conquista a todas las personas que visitan la “España Verde” aunque las costas españolas siguen constituyendo el principal atractivo turístico del país. En la temporada veraniega la playa siguió estando por delante de los destinos del campo, aunque en los meses de abril y febrero hubo una increíble afluencia de turistas a los destinos naturales, impulsados por la Semana Santa, donde no hubo un clima veraniego y en cambio los primeros brotes de la primavera hacían que los campos fuesen la mejor opción, y por el día de los enamorados, o San Valetín, fecha que coincidió con un sábado el año pasado, y que permitió que las parejas disfrutaran de escapadas románticas en los sitios rurales que brindan un ambiente propicio para las salidas de este estilo; en este sentido, el sesenta por ciento de las personas que visitaron destinos rurales se movilizaron en esos dos meses.

La afluencia de turistas rurales se concentró en Cataluña, Castilla y León, Asturias y Cantabria, siendo las comunidades autónomas con más visitantes, tanto españoles como personas extranjeras, y que en conjunto con la comunidad andaluza tuvieron una increíble cantidad de más de ciento treinta mil visitas. Aunque las Islas Baleares es el destino preferido, por cuanto es donde hubo más afluencia con pernoctación prolongada.